Hit Enter to search or Esc key to close
Blog thumbnail

Descubre el Palacio de Las Dueñas

Descubre el Palacio de Las Dueñas

Blog thumbnail , ,

El Palacio de Las Dueñas

Es uno de los edificios más representativos de casas-palacio de origen medieval, que se revistieron de ropaje renacentista. Se trata de una de las visitas destacadas en la ciudad de Sevilla que no debes perderte y, más aún, ¡si es en primavera!

 

Patio del Limonero.

 

El barrio

Se encuentra en un entorno único, el casco norte histórico de Sevilla. Una zona menos turística, pero no carente de interés. Justo al lado de la zona comercial por tradición, la Campana, se encuentran puntos como la Iglesia de La Anunciación, la cripta de ciudadanos ilustres de Sevilla y las Setas. A tan sólo unos pocos minutos a pie de este centro de encuentro para sevillanos y visitantes, está este palacio.

 

El Duque de Alba junto a nuestra guía oficial.

 

Visita top en Sevilla

Tanto por su valor histórico, arquitectónico, artístico como por la importancia de sus bienes muebles, es uno de los monumentos más visitados de Sevilla.

Prepárate para disfrutar de un maravilloso recorrido a través de jardines, salones y patios llenos de arte y de historia. Lugares nunca antes mostrados al público hasta marzo de 2016 por ser, incluso hoy día, residencia privada del Duque de Alba.

 

Escultura y placa de cerámica en el Patio del Limonero.

 

¿De dónde viene su nombre?

El nombre del Palacio proviene del desaparecido convento cisterciense de las Dueñas. Este edificio se encontraba en la periferia (de la Sevilla romana, pero dentro de la ampliación amurallada hecha por Ibn Yusf en el siglo XI-XII) y fue destruido en 1868.

 

Escalera principal.

 

Su historia

Este lugar, tras convertirse en un solar de casas de distintos propietarios con sus correspondientes huertos, pasó a manos de los Pineda, quienes consolidaron la unión de estas casas. Crearon un palacio único de estilos gótico-mudéjar y renacentista.

Fue una ilustre dama, Doña Catalina de Ribera, quien lo adquirió a los Pineda a finales del siglo XV. Se acometieron importantes obras de restauración y ampliación, bajo la dirección del arquitecto italiano Benvenuto Tortello, maestro mayor de la ciudad en el siglo XVI.

En el siglo XVII, Antonia de Ribera se casó con el sexto Duque de Alba, por lo que la casa-palacio formó parte del legado de esta gran dinastía nobiliaria.

 

Detalle de los jardines.

 

La Duquesa de Alba

El Palacio de las Dueñas es la residencia oficial del Duque de Alba en la ciudad y fue la residencia favorita de Doña Cayetana, la 18ª Duquesa de Alba. Ella dedicó gran parte de su tiempo a disfrutar de su casa en Sevilla.

El acto más reciente en el Palacio fue el tercer matrimonio de la Duquesa con Alfonso Díaz en la capilla del palacio en 2011.

Tres años más tarde, ella falleció en el mismo palacio rodeada de Alfonso y sus seis hijos, a la edad de 88 años.

Su hijo mayor, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, heredó el título de Duque de Alba. Éste quiso devolver el cariño y afecto mostrado a su madre por el pueblo sevillano y abrir su casa al público.

 

Detalles de la vida familiar.

 

Una casa, una vida

Es uno de los más bellos palacios en la ciudad de Sevilla. Data del siglo XV, con espaciosos jardines privados citados en la obra del famoso poeta Antonio Machado. Estas líneas son familiares a todo sevillano: “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero.”

Lo que es extraordinario acerca de este espacio museístico es el aspecto intensamente personal: puedes ver fotografías de la familia, cartas personales, dibujos, … Puedes sentir el sentido del humor de esta gran dama de la nobleza española.

El Palacio de las Dueñas posee una gran colección artística compuesta por pinturas, esculturas, mobiliario, porcelanas, … Obras de Mariano Benlliure, José de Ribera El Españoleto o Luca Giordano decoran sus muros y salones. Sin embargo, lo más especial va a ser la colección de tapices. Cuenta con un tapiz obra cumbre de este arte: Los amores de Mercurio y Herse, de Willem de Pannemaker, único en el mundo.

Por supuesto, como palacio, tiene grandes estancias con elegante mobiliario, pero lleno de color y de toques étnicos en algunos lugares más personales. Porcelana de Sevres y figuras de menos valor artístico se conjugan en él. Lo mejor de todo es que nada ha cambiado en el palacio, todo está tal cual lo dejó la Duquesa y eso hace que sea especial.

 

Tablao flamenco de la Duquesa.

 

Una casa andaluza

La casa-palacio está diseñada en el estilo típico andaluz, con habitaciones adicionales que se abren a un grandioso patio.

En muchas maneras, Las Dueñas es similar a la Casa de Pilatos, data de la misma época y fue adquirida por la misma familia, los Pineda. Ambas tienen arcos mudéjares, elaborados techos artesonados, fabulosos azulejos de cerámica y preciosos jardines.

En las Dueñas, entrarás a través de las puertas de una típica casa de campo y, poco a poco, se irá llegando al exuberante palacio.

 

Balcones de la fachada ocultos en la buganvilla.

 

Un estilo único

Fue la mezcla de elementos árabes, aportados por los grandes maestros islámicos que trabajaron para los reyes cristianos tras la Reconquista. Esta confluencia de estilos hace que su belleza sea tan espectacular. Es un estilo único en el mundo que sólo encontrarás en la Península Ibérica.

 

Detalle del patio principal.

 

Un oasis en la ciudad

Es un cliché, pero tan pronto como atraviesas la reja de su acceso, puedes sentir una enorme paz. Es fácil comprender por qué la Duquesa amaba tanto este lugar. Se encuentra en el centro de la ciudad, cercano a tiendas y restaurantes y a la Iglesia de la Hermandad de los Gitanos, su favorita. Aún así, es un oasis en calma.

 

Virgen de la Antigua.

 

El Palacio y sus maravillas

Después de atravesar el primer patio, caminaremos hasta los establos. La Duquesa era una gran amazona, podremos ver fotografías montando a caballo.

Desde los establos, llegaremos al Patio del Limonero, vivo en la memoria de Antonio Machado. Éste es un lugar para maravillarse, admirar los limoneros, los naranjos, pomelos, geranios y rosales. El patio sevillano provee de frescor en las largas tardes estivales.

Una vez en el Patio Principal, admiraremos la mezcla de estilos arquitectónicos junto con cantidad de macetas, jarrones y otros elementos decorativos pintados a mano. Nuestro lugar preferido de este gran palacio.

En los salones interiores destacaremos el Salón de la Gitana, el Salón Cuadrado, la Antecapilla, la Capilla, el Comedor de Verano, el Tablao y la Biblioteca. Cada uno de estos espacios tiene un interés particular. Nunca dejando de lado el sello tan característico de la Duquesa de Alba. Ella plasmó su forma de ser y de vivir en cada rincón de su casa.

 

Salón del baile.

 

Visita el Palacio de Las Dueñas

Si deseas conocer esta casa con tanta historia y no perderte ni un detalle, te animamos a concertar una visita guiada con nosotros. Desde Culturea Experience realizamos visitas a esta joya de la ciudad. Conoce sus secretos con nuestra guía oficial. Para más información, pica en el enlace a continuación.

 

Grupo visitando el Palacio de Las Dueñas con nuestra guía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies